Formación

¿Qué es la Formación Dual?

Es un modelo de aprendizaje basado en la integración de los aprendizajes adquiridos en dos entornos igualmente importantes, el académico y el profesional, que actúan de manera coordinada para ofrecer un programa formativo de Grado, Máster o Formación Continua.

En la Formación Dual se alternan la formación recibida en el entorno académico con la formación recibida en el entorno profesional, de forma que el estudiante se convierte en un trabajador en formación.

El estudiante cuenta con una doble tutoría por parte de un tutor académico y un tutor en la empresa o institución, que le acompañan a lo largo de todo el proceso formativo, para conseguir una autonomía progresiva, capacidad de reflexión y garantizar la adquisición de las competencias profesionales y académicas planificadas en la titulación.

La relación entre el estudiante y la empresa se establecen mediante un contrato de trabajo mientras dure su formación. (Excepto en el Grado de Educación Infantil)

¿Por qué escoger la formación dual?

  • Vocación profesional: permite conocer la realidad profesional de los estudios elegidos
  • Adquisición de competencias: adquisición de las competencias a partir de situaciones experimentales reales
  • Aproximación al  mercado de trabajo: permite conocer la diversidad de las opciones profesionales futuras
  • Integración en el mundo profesional: el estudiante adquiere experiencia laboral al mismo tiempo que se forma.
  • Aprendizaje desde la praxis: adquisición de competencias, conocimientos y habilidades a partir de la acción. Learning by doing
  • Mejora la empleabilidad: titulados más preparados para las necesidades del entorno socio-económico

¿Cómo lo hacemos?

Estudiante – Trabajador

La formación dual implica un cambio de perspectiva respecto al joven que hasta ahora iba a la empresa a hacer prácticas. (Practicante)

El alumno matriculado en el Grado o Máster es, al mismo tiempo, un trabajador en formación. Es decir alguien que aprende desarrollando unas actividades programadas específicamente en la propia empresa y, a la vez, sigue una formación académica en la universidad.

Por consiguiente es una persona con un contrato de trabajo que forma parte de la empresa (implicación, compromiso y responsabilidad con una empresa) como cualquier otro trabajador aunque sea novel. No es un practicante…

Proyecto formativo individualizado

Los proyectos formativos que el estudiante seguirá en la empresa se acuerdan, juntamente con los responsables académicos de la universidad, para cada alumno, a tenor de los objetivos de la Formación en la que este se haya inscrito.

Doble Tutoría

El seguimiento de la integración de la formación recibida en los dos entornos se realiza a partir de una doble tutoría individualizada para cada estudiante, llevada a cabo por un tutor académico y un tutor de empresa.

El propósito de los tutores es acompañar al estudiante a lo largo de todo su proceso formativo afín de que adquiera una autonomía progresiva y desarrolle sus capacidades de reflexión y las competencias, tanto profesionales como académicas.

El tutor de empresa es un profesional de la empresa que tiene la responsabilidad de acompañar al estudiante en su formación en la empresa. Trabaja de forma coordinada con el tutor académico en el seguimiento del progreso en la formación y desarrollo profesional del estudiante.  
 

Tanto la universidad como las propias empresas velaran para que los tutores de empresa sean los profesionales más capacitados para desarrollar esta labor.

El tutor académico es un docente que supervisa las actividades del estudiante y actúa de puente entre la empresa y la universidad. A lo largo de la formación, se programan reuniones periódicas entre los tutores para valorar el progreso del estudiante y establecer las acciones necesarias para cubrir todo el espectro de competencias necesarias para la formación final del mismo.

La cooperación entre los dos tutores es un factor clave para asegurar la calidad de la enseñanza.